Seguramente en las últimas semanas o meses habrás escuchado noticias, comentarios o rumores sobre la importante Oferta de Empleo Público aprobada por el Estado el pasado mes de julio.

Si has decidido dar el paso a preparar una oposición, es posible que tengas miles de dudas e incluso no tengas claro sobre a qué cuerpo opositar.

Para aquellos que os decantáis por opositar a la Administración del Estado, hoy os vamos a hablar de dos de las oposiciones que preparamos en nuestra plataforma online: Administrativo del Estado (“Cuerpo General Administrativo de la Administración del Estado”), y Auxiliar Administrativo del Estado (“Cuerpo General Auxiliar de la Administración del Estado”).

<<Prueba 4 días gratis y sin compromiso nuestra plataforna online de preparación de oposiciones>>

1| Funciones

Podríamos decir que ambas son oposiciones de la Administración General del Estado, para puestos administrativos “genéricos”, es decir, quien saque su plaza desempeñará funciones administrativas (de distinto nivel o contenido en cada una de ellas, como veremos luego), pero sin estar “especializado” en ningún ámbito concreto.

Por el contrario, hay otras oposiciones más indicadas para quienes tengan preferencia por alguna materia concreta: oposiciones de Justicia si tienes conocimientos jurídicos; oposiciones a Técnico Auxiliar de Informática, si tienes conocimientos informáticos; Agentes de la Hacienda Pública, si te gusta el tema de los impuestos y tributos; Ayudante de Instituciones Penitenciarias, si te atrae la idea de trabajar en un centro penitenciario, bien en el propio establecimiento, o bien en las oficinas; etc.).

Sin embargo, aún siendo puestos “genéricos”, los destinos que se ofertan a los funcionarios de estos dos cuerpos, son muy variados, y cuando apruebes puedes acabar trabajando en cualquier órgano de la Administración General del Estado, en cualquier ciudad de España. A título ejemplificativo, algunos de los destinos ofertados a los Auxiliares Administrativos del Estado de la última promoción, fueron: Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno en distintas capitales de provincia y de Comunidad Autónoma, Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia, personal no docente en centros docentes, Instituto Nacional de la Seguridad Social, Oficinas de prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal, Jefaturas Superiores de la Policía, Comandancia Naval de la Armada, Gabinete del Ministro de Fomento, Secretaría General del Consejo Superior de Deportes, Agencia Española de Protección de datos, Tribunal Económico-administrativo Central, Museos, Oficinas de Extranjería… hay para todos los gustos.

2| Destinos

Es importante saber antes de meterse de lleno a preparar estas oposiciones, que la mayoría de destinos que se te ofrecerán cuando apruebes estarán en Madrid, lo que es lógico puesto que en Madrid están la mayoría de los órganos de la Administración General del Estado. Por ejemplo, el 37% de los más de 23.000 Auxiliares Administrativos del Estado, trabajan en Madrid. En cuerpos superiores (Administrativos, Cuerpo de Gestión…) este porcentaje aumenta todavía más.

Si no eres de Madrid, y no te gusta la idea de tener que hacer mudanza o desplazarte una vez aprobada la oposición, las opciones que tienes son: o preparar estas oposiciones, y sacar una nota muy buena para elegir destino en los primeros lugares, y conseguir plaza cerca de tu casa, o directamente preparar otra oposición autonómica o local.

Hasta que no haya finalizado el proceso selectivo, no sabrás cuáles son los destinos entre los que puedes escoger y, lógicamente, son distintos cada año, porque se ofrecerán los destinos que van quedando libres por jubilaciones o traslados, o los de nueva creación. La elección se hace por orden de nota en la oposición. Así que es imposible saber, cuando empieces a estudiar, dónde acabaremos como primer destino.

Pero es importante saber que, una vez que tengas tu plaza, y cuando “te descongeles” (dos años desde que tomes posesión en el puesto), podrás participar en concursos de traslado, y pedir cualquiera de las plazas que se ofrecen para ser cubiertas por este sistema por todo el territorio nacional. Aquí nuevamente la asignación de las plazas se hará mediante concurso, y tendrán preferencia para elegir los funcionarios que tengan más puntos (antigüedad, méritos relacionados con el puesto a cubrir, etc.).

Si después de todo lo anterior lo tienes claro, y quieres seguir adelante con alguna de estas dos oposiciones, es el momento de decidir cuál de las dos prepararse. Pero antes de preguntarte qué es lo que quieres estudiar, hay que preguntarse qué es lo que puedes preparar, porque los requisitos no son iguales para ambos cuerpos.

3| Requisitos de acceso

La diferencia fundamental es la titulación exigida para acceder a cada uno de los cuerpos, siendo superior en Administrativos del Estado, dado que se accede a un puesto de grupo y nivel superior.

  • Auxiliar Administrativo del Estado: es un cuerpo clasificado en el Grupo C2 (antiguo Grupo D), por lo que la titulación requerida para acceder a esta oposición es la de Graduado Escolar, Bachiller Elemental, Enseñanza Secundaria Obligatoria – LOGSE, Formación Profesional de primer grado o equivalente.
  • Administrativo del Estado: es un cuerpo clasificado en el Grupo C1, y por tanto se exige título de bachillerato o técnico.

El resto de los requisitos, que vendrán especificados en cada convocatoria, suelen ser comunes para ambos cuerpos, y serán los que enumera el Texto Refundido del Estatuto Básico del Empleado Público de 2015:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Poseer la capacidad funcional para el desempeño de las tareas.
  • Ser mayor de 16 años y no exceder la edad máxima de jubilación forzosa.
  • No haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, ni hallarse inhabilitado para el desempeño de funciones públicas o haber sido condenado por delito doloso a penas privativas de libertad mayores de tres años

Ahora que sabes si puedes presentarte a una, o a las dos (como deciden muchos opositores), veamos los principales aspectos a considerar a la hora de elegir :

4| Plazas ofertadas

En la oferta de empleo público para 2018, aprobada el pasado mes de julio, se recogían estas plazas:

  • Auxiliar Administrativo del Estado: 1.525 plazas (564 de reposición + 953 de estabilización + 8 de refuerzo para la lucha contra el fraude fiscal).
  • Administrativo del Estado: 941 plazas (900 de reposición + 1 de estabilización + 40 de refuerzo para la lucha contra el fraude fiscal).

La diferencia en el número de plazas no debe ser un factor determinante a la hora de optar por una u otra oposición, ya que el mayor número de plazas de Auxiliar, y la menor titulación requerida, producirán un “efecto llamada” a los opositores, y podemos encontrarnos con que en la oposición de Auxiliar la ratio de opositores por cada plaza sea mucho mayor que en Administrativo, con lo que la competencia será mucho más fuerte.

Para que te hagas una idea, en la pasada convocatoria hubo casi 39.000 solicitudes para Auxiliar Administrativo (unos 97 opositores compitiendo por cada una de las 400 plazas), mientras que en Administrativo del Estado se presentaron unas 30.000 instancias para 800 plazas (menos de 38 opositores por cada plaza ofertada). Estos datos son casi anecdóticos, y hay que valorarlos en su justa medida, primero, porque el número de plazas ofertadas este año será muy distinto, y segundo porque hay que tener presente que hay muchos opositores echan la solicitud para los dos cuerpos, pero el día del examen se presentan a uno o a otro (aunque el examen fue el mismo día, a distinta hora y era posible ir a ambos).

Además, como esta ratio o proporción de opositores por cada plaza no se sabe hasta que se hayan convocado las oposiciones, y presentado las instancias, mejor nos olvidamos de ello. Lo único para lo que pueden ser útiles estos datos es para saber que, si no somos de Madrid, por pura lógica y estadística, es más probable que tengamos una plaza cerca de casa entre las 1.700 de Auxiliar, que entre las 941 de Administrativo. Pero, nuevamente, tampoco vamos a saber si esto es así hasta después de finalizar el proceso selectivo, y nada nos garantiza que esa mayor probabilidad se vaya a materializar en una plaza que nos interese, por lo que tampoco le des muchas vueltas.

Más importantes son las diferencias que te encontrarás durante la preparación de la oposición (temario, proceso selectivo, exámenes…) y tras la preparación de la oposición, una vez aprobada (funciones, sueldo…), por lo que vamos a centrarnos en estos aspectos.

5| Diferencias en la preparación de la oposición

Temario

Es más amplio en la oposición de Administrativo, pero en el de Auxiliar se incluyen temas de ofimática e informática que no existen en la de Administrativo. Tomando como base el temario de la última convocatoria (que siempre puede sufrir alguna pequeña modificación de un año para otro), tenemos la siguiente estructura:

Administrativo del Estado: 38 temas
– Bloque I: Organización del Estado y de la Administración Pública (10 temas)
– Bloque II: Organización de oficinas públicas (4 temas)
– Bloque III: Derecho administrativo general (7 temas)
– Bloque IV: Gestión de personal (10 temas)
– Bloque V: Gestión Financiera (7 temas)

Auxiliar Administrativo del Estado: 27 temas

– Bloque I: Organización pública (15 temas). Contienen, muy condensados (sobre todo las partes de gestión de personal y financiera) las mismas materias que en Administrativo.
– Bloque II: actividad administrativa y ofimática (12 temas

Por tanto, las diferencias, grosso modo, son que en la oposición de Administrativo (para la que se supone que hay que tener mayores conocimientos y se desempeñarán funciones de mayor responsabilidad) aumenta mucho la parte del temario de contenido jurídico, mientras que para la de Auxiliar (que desempeñan funciones más sencillas de archivo, registro, transcripción mecanográfica de textos…), en lugar de exigirse este conocimiento detallado de la normativa vigente, se exigen conocimientos informáticos y ofimáticos en los exámenes teóricos.

Por ejemplo, en la oposición de Auxiliar Administrativo del Estado hay un solo tema dedicado al presupuesto del Estado y dos temas referentes a funcionarios públicos. Estos temas se amplían hasta los 7 relativos a gestión financiera, y los 10 correspondientes a gestión de personal respectivamente en el temario de Administrativo del Estado. Por el contrario, en Administrativo no tenemos ni un solo tema de informática u ofimática (aunque sí hay una prueba práctica de procesador de texto y hoja de cálculo), y en el temario de Auxiliar Administrativo hay 8 temas específicos de esta materia que entran para los exámenes “teóricos”.

Desarrollo del proceso selectivo

Existe una serie de trámites comunes a cualquier oposición:

Trámites comunes

  1. Se aprueba la oferta de empleo público, que fija las plazas que se convocarán (aquí estamos ahora, a septiembre de 2018).
  2. Se convocan las distintas oposiciones (las de la Administración General del Estado se suelen convocar conjuntamente)
    Plazo para presentar instancias (→ listas provisionales) y posterior plazo para subsanar posibles errores (→ listas definitivas).
  3. Se fija fecha y hora para la realización del primer examen, que en la última convocatoria se celebró el mismo día, pero en distinta hora.

Exámenes

Auxiliar Administrativo del Estado (según la última convocatoria): la oposición está formada por dos ejercicios

  •  Primer ejercicio: Se desarrolla simultáneamente en varias ciudades -A Coruña, Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza-, para evitar desplazamientos largos a los opositores.
    Está formado por dos partes, obligatorias y eliminatorias.El tiempo para este ejercicio es de 60 minutos

1ª parte: Test de 60 preguntas: 30 del bloque I (Organización Pública) del temario, y 30 de carácter psicotécnico. Hay                  tres preguntas de reserva por si se anula alguna.

2ª Parte: 30 preguntas sobre el Bloque II (actividad administrativa y ofimática).

Los test son de 4 respuestas alternativas, con una de ellas correcta. Las respuestas falladas restan ⅓ de punto. Las no                     contestadas no penalizan.

  • Segundo ejercicio: Sólo lo hacen los que hayan pasado la nota mínima que fije la Comisión Permanente de Selección en el primer ejercicio, atendiendo al nivel de las notas. Se desarrolla en Madrid para todos los opositores. Consistirá en un ejercicio de carácter práctico, realizado en una sola sesión, siguiendo las instrucciones facilitadas, en el que se utilizará el Office 2010 Professional Plus actualizado al Service Pack 2 (SP2).

Se valorarán en este ejercicio los conocimientos y habilidades en las funciones y utilidades del procesador de textos (con un peso relativo del 50%) y de la hoja de cálculo (con un peso relativo del 30%), así como la transcripción de un texto y la detección y corrección de las faltas de ortografía en él introducidas (con un peso relativo del 20%).

El tiempo máximo para la realización de este ejercicio será de treinta minutos.
*La nota de la oposición es la suma de la nota de los dos ejercicios.

Administrativo del Estado (según la última convocatoria): la oposición está formada por dos ejercicios:

  • Primer ejercicio: Se desarrolla simultáneamente en varias ciudades -A Coruña, Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza-, para evitar desplazamientos largos a los opositores.
    Está formado por dos partes, obligatorias y eliminatorias.El tiempo para este ejercicio es de 90 minutos.
    1ª parte: Test de 60 preguntas sobre todo el temario, con 3 preguntas de reserva.
    2ª parte: consistirá en contestar por escrito un supuesto de carácter práctico a elegir entre dos propuestos, relacionados con materias de los bloques II, III, IV y V del programa. Cada supuesto práctico se desglosará en 20 preguntas, y podrán preverse 3 preguntas adicionales de reserva que serán valoradas en el caso de que se anule alguna de las 20 anteriores.
  • Segundo ejercicio: Sólo pasan a él los que saquen en el 1º la nota mínima que señale la Comisión. Consistirá en un ejercicio de carácter práctico, realizado en una sola sesión, siguiendo las instrucciones facilitadas, en el que se utilizará el Office 2010 Professional Plus actualizado al Service Pack 2 (SP2).
    Se valorarán en este ejercicio los conocimientos y habilidades en las funciones y utilidades del procesador de textos (con un peso relativo del 50%) y de la hoja de cálculo (con un peso relativo del 50%).
    El tiempo máximo para la realización de este ejercicio será de treinta minutos.

*La calificación final de los aspirantes vendrá determinada por la suma de las puntuaciones obtenidas en cada uno de los ejercicios.

En resumen, las diferencias más importantes en los ejercicios de cada oposición:

  • En Auxiliar Administrativo hay psicotécnicos, en Administrativo no.
  • En Administrativo hay una parte práctica sobre algunos temas del programa, a elegir entre varios bloques.
  • En el ejercicio práctico de ofimática (que existe en ambos cuerpos), en Auxiliar Administrativo se valora la transcripción de un texto, además del manejo del procesador de texto y la hoja de cálculo.

6| Diferencias una vez aprobada la oposición

Como ya hemos dicho antes, el Administrativo del Estado es un funcionario del subgrupo C1, mientras que el Auxiliar Administrativo del Estado es del subgrupo C2, es decir, más bajo. Esto se traduce en que las funciones del Auxiliar son más sencillas, más mecánicas, de menor responsabilidad, y que exigen menos conocimientos. Evidentemente, esto se traduce en el sueldo, que es más bajo para los Auxiliares que para los Administrativos.

Funciones

La Ley de funcionarios civiles del Estado de 1964 ya nos decía que los funcionarios del Cuerpo Administrativo desempeñarán las tareas administrativas normalmente de trámite y colaboración no asignadas al Cuerpo Técnico. Los funcionarios del Cuerpo Auxiliar se dedicarán a trabajos de taquigrafía, mecanografía, despacho de correspondencia, cálculo sencillo, manejo de máquinas y otros similares.

Ampliando un poco esta información, en la propia página web del INAP encontramos un resumen de las funciones de los Auxiliares Administrativos del Estado: “Como Cuerpo General sus miembros realizan las funciones comunes al ejercicio de la actividad administrativa, especialmente aquellas de carácter mecanográfico, de cálculo sencillo, archivo, registro y similares. En concreto de ellas merecen ser destacadas aquellas referidas a la tramitación de expedientes (gasto, contratos, personal, certificados…); las de atención al ciudadano, bien sea presencial o telefónica; las de gestión de archivos y documentación; grabación y mantenimiento de bases de datos, así como funciones de apoyo al resto de miembros de las unidades administrativas en las que presten servicio”.

Sueldo

El sueldo de los funcionarios públicos depende de muchos factores. Está compuesto por varios conceptos, unos fijos y otros variables, que dependen de varios factores (antigüedad o trienios, nivel del puesto desempeñado complemento de destino, complemento específico, productividad…). Pero, para hacernos una idea, podemos acudir a la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017, de donde podemos sacar unos datos que nos sirven para apreciar la diferencia entre el sueldo de un administrativo y un auxiliar administrativo.

Como vemos en la tabla que os ponemos a continuación, la retribución bruta anual de un auxiliar administrativo (incluyendo los conceptos de sueldo y complemento de destino, a lo que habría que añadir el complemento específico), en un puesto de nivel 16, sin trienios, será de 13.544,76 €, mientras que en el caso de un administrativo del Estado, también sin trienios y en un puesto de nivel 16, esta cantidad aumenta hasta los 15.081 €.

tabla retribuciones auxiliar administrativo y administrativo del estado

También nos sirve como referencia comparativa, las cuantías fijadas por la Ley de Presupuestos como “haber regulador a efectos de cotizaciones”, que es de 24.145,31 € para los funcionarios del Grupo C1, y de 19.102,95 € para los del Grupo C2.

Posibilidad de promoción profesional

Como en cualquier Administración Pública, tanto los Administrativos como los Auxiliares Administrativos del Estado, tienen derecho a la promoción interna, es decir, a ascender dentro de la función pública a puestos de un grupo superior, siempre que, reúnan los requisitos exigidos para el acceso, tengan una antigüedad de, al menos, 2 años de servicio activo en el inferior Subgrupo, o Grupo de clasificación profesional, y superen las correspondientes pruebas selectivas.
Cuando se convocan plazas para un determinado cuerpo de la Administración suelen establecerse dos proceso selectivos distintos, el del “turno libre”, para que acceda cualquier persona que cumpla con los requisitos, y el de “promoción interna”, en el que se reservan una serie de plazas para ser cubiertas por funcionarios del grupo inferior, tras superar unos exámenes, y valorarse los méritos que se aleguen (es decir, suele ser concurso-oposición). Los exámenes en la promoción interna suelen ser más fáciles, porque el temario se reduce sensiblemente,y la competencia es menor (la ratio de opositores compitiendo por cada plaza suele ser inferior a 10, atendiendo a las últimas convocatorias). Es una buena oportunidad para ir ascendiendo laboralmente dentro de la propia Administración, si de entrada sacaste plaza en un cuerpo inferior al que podías optar por tu titulación académica, o posteriormente has obtenido un título superior.
Así, desde Auxiliar Administrativo del Estado (C2), podrás promocionar a los dos años hacia Administrativo del Estado (C1).
Desde Administrativo del Estado (C1), tal y como dice el Texto Refundido del Estatuto Básico del Empleado Público se puede promocionar al Grupo A sin necesidad de pasar por el nuevo Grupo B,y por tanto se podría promocionar, en su caso a puestos como el de Gestión de la administración del Estado, que es del grupo A2.

Prueba opolex gratis